h1

Noches alternativas…

diciembre 12, 2010

Y ahora es cuando empiezo una entrada que no sé qué contenidos va a tener…

Qué rallada, qué cantidad de dudas existenciales, qué cabrón el angelito de la lógica que le ha puesto un esparadrapo en la boca a todos los demás (el de la lujuria, el de los saltos al vacío, el demonio pequeñito, el angelito bueno, el mamá…) Me doy cuenta que lo he racionalizado todo de tal manera que no dejo que mis sentimientos tengan cabida en nada, como mucho, y de forma paradógica, el angelito de la posesión y los celos hace acto de presencia, sólo por joder. Pero mira, hasta a ese se le calla metiéndole un caramelo en la boca. Y no hablo de grandes sentimientos trascendentales, sino sentimientos pequeñitos como granitos de arena en una playa, de esos que hacen que el corazón se nos pare durante un segundo y luego siga latiendo al mismo ritmo que antes, o con un poco de suerte, a un ritmo un poquito más acelerado.

Porque las cosas nunca terminan de ser redondas, no me lo creo, no es posible que todo funcione, me niego a pensarlo, que ya van 23… o 3, o los que sean. Así que, si hay algo similar a una esfera más o menos redondeada, aunque se identifique más con una patata que con otra cosa… es complicado dejarla ir por agarrar el sol. Que sí, que parece redondo, y brillante, y calentito… pero en realidad tampoco lo es, ni redondo ni leches, y encima está lejos, tan lejos que lo más probable es que nunca lleguemos a él, y encima quema, y provoca cáncer. Y las patatas no. (señores y señoras, bienvenidos a mi lógica). Lo del sol, ni siquiera es verdad, es demasiado platónico, todos sabemos que nunca llegaremos al sol.

Pero volvamos a los sentimientos, que me lio. Sabéis el sentimiento más poderoso de todos? El… mierda, el inglés otra vez… la esperanza de lo que esperamos que llegue. Y por supuesto, por joder, también es el más mentiroso . Con mucha diferencia. Porque MIENTE, de mentir, con letras gordas.

Y… ya. Me callo.

2 comentarios

  1. Me declaro (en parte) culpable de esto xD Pero… seamos francas, la patata no es una patata: es un pepino. Podemos hacer ensalada japonesa, española, rodajas de máscara hidratante para la cara o incluso darle otros usos, pero sigue siendo un pepino xD Que si le da por evolucionar a otra cosa, como una patata, una berenjena o incluso un tomate, bienvenida sea la ciencia xD

    Y vale, siendo francas, el sol no es un sol. Pero oye, podría ser un radiador calentito al que acercarse de cuando en cuando. Y la tecnología avanza deprisa…

    Vale, ya me callo xD


  2. Puede que parezca lejano, pero el sol siempre está ahí para calentarnos. A veces, lo mejor que puedes hacer es mostrar agradecimiento.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: