h1

Equilibrio

marzo 12, 2010

Es complicado encontrar el equilibrio. A veces, creo que por mucho que se intente, el equilibrio no es más que un momentáneo instante del desequilibrio más absoluto, y que en realidad, nos pasamos intentando conseguirlo tanto tiempo que no nos damos cuenta de que, mientras lo hacemos, hay desequilibrio, y, después de todo, no es tan malo.

Hay veces, en las que parece que no es posible. Por muchos pequeños gestos que hagamos, por mucho que intentemos, no podemos equilibrar. Pienso, y me río, con todas las pequeñas cosas que hago pensando que así consigo el equilibrio; cuando dejo el tiempo pasar, para no ser pesada, pero me pregunto si será demasiado tiempo, y empezaré a ser olvidada, o cuando mido las palabras con calibre (una regla normal no tiene suficiente precisión) para ocultar lo que en realidad quiero decir, y decir sólo lo que creo que no hará desequilibrarlo todo. El equilibrio y el miedo van muy de la mano, pues si te pasas, tienes miedo a las consecuencias, y si no llegas, miedo a… eso, a no llegar, a quedarte atrás.

Y  en realidad, en el fondo, sabemos que todo es mentira, pues el equilibrio no es un punto, sino una plataforma enorme con bastante espacio para moverse, porque por mucho que intentemos hacer que las cosas mantengan el equilibrio, cada nueva situación, cada nueva conversación, cada nueva palabra, de repente, y sin saber cómo, siendo medida, completa y absolutamente calculada, lo puede desequilibrar todo, y a la vez, cualquier gran gesto, cualquier locura, cualquier barbaridad, puede dejarlo todo exactamente como estaba.

Pero es complicado no tener miedo, es muy dificil no pensar en las consecuencias, en cómo algo que te gusta, algo que disfrutas, algo que hasta puedes querer, puede resquebrajarse por cualquier motivo, simplemente por remover demasiado las cenizas, por hablar más de la cuenta, o peor, por pensar demasiado…

2 comentarios

  1. Por eso a veces la técnica del “lanzarse a ciegas” funciona: porque no estás pensando cada paso y las cosas se vuelven más auténticas y eres más tú. No significa que uno sea mejor que lo otro, simplemente que quizá el equilibrio esté en no pensarlo todo mucho pero tampoco ir a lo loco sin reflexión ninguna.

    O quizá ni lo uno, ni lo otro xD


  2. (y no hay nada más que pueda decir)



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: