h1

Pre-porno

agosto 29, 2009

A mí me gusta escribir. Tener un blog personal ya dice mucho de alguien que espera que un puñado de conocidos y algún anónimo por casualidad, encuentre un montón de palabrería absurda de una vida como cualquier otra y se pare a conocer. Pero, como casi todos sabéis, también me gusta escribir relatos; más cortos, más largos, desde muy jovencita tengo escritos que han ido de la redacción de colegio no obligatoria, hasta pensamientos de lo más filosófico, pasando por cuentos e historias.

Hace cosa de un año, empecé a escribir micro-relatos. historias muy muy cortas, que en un word apenas ocupan una carilla, y que buscaban en situaciones de ficción una prosa más o menos melódica, con tintes almibarados propios de la autora, que es una cursi. Cuando decidí publicarlas, por supuesto, mi fiel horda de conocidos las criticaron, las alabaron (más les valía) y me impulsaron a seguir escribiendo. Pero un día, después de un relato muy sencillo sobre un beso, las hordas pidieron más. Una, que es muy vergonzosa para según qué cosas, fue dándole a la multitud pequeños retazos de una realidad sexual almibarada, que recorría sinuosamente los caminos sin dar detalles, sin especificar, y solía centrarse en los momentos absurdos de antes, de después, de sensaciones anteriores a las físicas. Así nació el pre-porno, que me hizo cambiar la cabecera de un arroyo de Capeside por un par de sujerentes tacones, y que ha tenido gran éxito de crítica y público, hasta hoy.

El pre-porno es una idea simple, que una amiga acuñó, y que ahora habría que matizar como pre-post-ymomentosduranteperocontadosdemanerafina – porno, aunque me quedo con la versión corta de pre-porno, que ya le tengo cariño.

A veces me pregunto cómo soy capaz de escribir algunas de las cosas que escribo, y por qué razón no me lanzo a la piscina del relato erótico puro y duro, pero en realidad, hay una fina linea que es mejor dejar a la imaginación, y una sensación de placer adulto (insertar aquí chocolate) que hace que cuando releo mis propios relatos, yo misma, en ocasiones, me sonroje, algo que me da una sensación de falsa inocencia que aún me hace sonreír.

pd. todos lo conocéis, pero para los nuevos, la “otra” escritora, se esconde bajo la máscara de “mi blog de microrrelatos de ficción” (ficción… estooo…. ehhh…) en el blogroll de vuestra derecha

One comment

  1. ¡Bieeeeeeen! ¡Viva el pre-porno! Vaaaale, sí, lo admito: no contarlo todo también mola xD Queda más elegante, muy tú. ¡Sigue escribiendo!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: