h1

Edward Cullen y la fuerza de aquello que no podemos nombrar

abril 17, 2009

Ayer estuve releyendo Crepúsculo. Sí, sé lo que me vais a decir, sé que es una novela total y absolutamente pensada para el público adolescentil como preámbulo a mayores categorías, como las novelas de Anne Rice. Lo tengo asimilado, pero eso no quita la razón de escribir estas líneas.

Ayer, en una de mis exhaustivas lecturas de pasajes que la primera vez me gustan, y después de esa, me van atrapando más y más con cada nueva lectura, me empecé a dar cuenta de por qué Edward se ha convertido en el sueño de miles de jóvenes en todo el mundo. Y me refiero a Edward, no a Robert Pattinson, ni a nada que pueda tener que ver con elfísico del actor que lo encarna.

Edward es la persona que todos queremos tener al lado, con un plus de lo que suele (y digo suele, sin generalizar) gustar a quien quiere una pareja. Generalizando, es cariñoso sin ser empalagoso, está pura y sinceramente atraído hacia Bella, de manera que la pone a ella por delante de sus necesidades “terrenales”, la trata al mismo tiempo, como a una muñeca y como a alguien capaz de aguantar cualquier cosa, y sin menospreciarla, sabe estar siempre a un tropezón de distancia, por si a ella se le ocurre caerse. Es sensible al tacto, y busca ese placer pequeño que puede resultar el pasar los labios por el cuello de la “presa” más apetecible, sin clavarle los colmillos. Es una equilibrio irreal (ante todo es un personaje de ficción) entre la devoción por el cervatillo herido y la admiración ante la capacidad de superación y las capacidades innatas del mismo cervatillo cuando se convierte en un enorme ciervo.

No me extraña que muchas se hayan enamorado de Edward, y tampoco que muchas se frustren por no encontrar a alguien que se le parezca un poco… pero es ficción, eso debemos aceptarlo, y aunque podría servir de guia del “how to be the perfect boyfriend (plus the sex)”, todas sabemos que si pudiera ser real, si fuese real…. YA TENDRÍA NOVIA!!!

fin de una entrada absurda

One comment

  1. Ehm… pero ¿no habíamos quedado en que ese libro eran las fantasías sexuales de Stephenie Meyer?😄 Tengo otra teoría: ese libro tiene tanto éxito porque apela directamente a la quinceañera inexperimentada que todas llevamos dentro. Si Bella hubiera tenido 25 y un amplio historial amoroso detrás, en vez de sentirse adulada por tener un novio que la espía por las noches, hubiera llamado a la policía XDDD

    Y no, los vampiros NO BRILLAN (Menos mal que primero leí Anne Rice…)



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: